Comienza la transformación del Campamento Benítez en parque.

Los trabajos se centran en crear una red de abastecimiento y una balsa para el riego del futuro parque.

Las primeras obras para la conversión del Campamento Benítez en un parque comenzaron el lunes, en una carrera que permitirá disponer de los trabajos terminados antes de final de año y que el Ayuntamiento de Málaga plantee un calendario para la apertura del nuevo parque.

El Ayuntamiento de Málaga va a completar en apenas tres meses, desde que recibió la propiedad de los terrenos, la primera fase de la adaptación de las 28 hectáreas del antiguo campamento militar en un parque público. Para ello ha adjudicado cuatro proyectos distintos para la dotación de la infraestructura básica, con un presupuesto total que rondará los 800.000 euros y que representa la primera fase de un proyecto más ambicioso.

Las primeras actuaciones se centran en la construcción de la red de saneamiento, abastecimiento y drenaje de las aguas pluviales, que están a cargo de la empresa Emin, Obras y Servicios, con un presupuesto de 200.000 euros y un plazo de ejecución de un mes.

Estos trabajos se coordinan con la actuación de la empresa Lasor, que se encarga de la construcción de una balsa para el agua no potable que sirva como elemento decorativo y para el riego del parque.

El resto de las actuaciones pendientes en el Campamento Benítez se concentran en otros dos proyectos ya adjudicados, con un presupuesto de unos 200.000 euros cada uno, y que comenzarán en los próximos días. Estas actuaciones son la instalación de la infraestructuras de electricidad y alumbrado público, a cargo de Naxfor Ingeniería e Infraestructuras, y del sistema de riego general para todo el entorno del Campamento Benítez, ejecutado por FloraGreen.

 

Fuente: La opinión de Málaga