El Museo Carmen Thyssen plantea una reforma para trasladar la cafetería a la planta baja.

Las obras comenzarán de forma inminente, con la intención de tener lista la nueva zona de restauración a finales de octubre.

Puede que no lo parezca, pero visitar un museo cansa. Sobre todo si se acude con la intención de tomarse la cita con tiempo, deteniéndose lo preciso en cada pieza. Al final, el espectador junta un buen puñado de minutos de pie. Y la garganta seca. Por eso suelen estar tan concurridas las cafeterías de estos espacios. Nada mejor que un tentempié y una silla para aliviar el hormigueo de piernas y de paso comentar la jugada; es decir, la exposición.

El Museo Carmen Thyssen Málaga abrió sus puertas hace ahora cinco meses. En este tiempo ha ofrecido a los visitantes una zona de restauración bastante escueta, con un pequeño bar en la segunda planta del recinto. Ahora, los rectores de la institución cultural han decidido plantear una reforma para instalar una nueva cafetería en la planta baja, con accesos tanto desde la entrada principal del museo como desde la tienda-librería.

Diversas fuentes del Museo Carmen Thyssen Málaga han confirmado a SUR este proyecto, al tiempo que han avanzado que las obras comenzarán de manera inminente, puede incluso que esta misma semana. El objetivo es concluir los trabajos en septiembre y sacar a concurso la gestión de la cafetería para que entre en servicio a finales de octubre.

La remodelación supondrá una inversión aproximada de 43.000 euros, según detallan desde el Museo Carmen Thyssen Málaga. Las mismas fuentes añaden que las tareas correrán a cargo de la empresa Lasor S. L., ganadora del concurso público convocado para acometer la reforma, como apostillan desde la institución cultural.

Minimizar las molestias

En este sentido, los portavoces del Thyssen malagueño acotan que las obras se realizarán de manera que interfieran lo menos posible en la visita del público. Tanto es así, que los rectores del museo prevén que buena parte de los trabajos se realicen fuera del horario del apertura del centro.

En cuanto a la ubicación de la nueva cafetería de la institución de la calle Compañía, el espacio quedará entre el Patio de Columnas del Palacio de Villalón -que actúa como recibidor del museo- y el Patio de la Torre, al que se accede también desde el fondo de la tienda. La zona de restauración ocuparía así una superficie de unos 90 metros cuadrados, repartidos entre la parte interior y la terraza. Tal y como explican los representantes del Thyssen, la zona que ocupará la nueva cafetería estaba destinada en principio al aula didáctica del museo, que con esta reforma cambiará de ubicación.

El diseño de la cafetería corre a cargo del arquitecto Rafael Roldán, que ya firmó junto a Javier González el proyecto que ha dado forma al Museo Carmen Thyssen Málaga, tanto en lo relativo a la rehabilitación del Palacio de Villalón, como a la construcción de los nuevos espacios incluidos en este equipamiento cultural. Desde el museo recuerdan, asimismo, que la nueva cafetería no incorporará «fuentes de calor»; es decir, cocina, ya que su cercanía con la zona destinada a la exhibición de obras de arte desaconseja este tipo de dotaciones.

 

Fuente: Diario Sur