La reparación del puente que conecta San Julián con el aeropuerto comienzan mañana

Las obras, a las que se destinarán unos 120.000 euros, está previsto que finalicen antes de las fiestas navideñas

 

El Ayuntamiento de Málaga va a iniciar entre mañana martes y el miércoles los trabajos de reparación del puente que conecta San Julián con el Aeropuerto, una vez realizado un análisis pertinente y exhaustivo de la situación del mismo.

Cabe recordar que dentro de la labor rutinaria que realiza el Servicio de Conservación de vías de alta densidad de tráfico de Gerencia Municipal de Urbanismo, se detectó el 28 de octubre la existencia de unas grietas longitudinales en la rampa de acceso al tablero del puente que conecta al Aeropuerto desde las Lomas de San Julián, lo que se trasladó al equipo de bacheo para que procediera a su reparación. Al día siguiente, el 29 de octubre, se personó dicho equipo para su reparación y ante las patologías observadas se avisó al laboratorio de Control de Calidad de Cemosa, que asistió ese mismo día al lugar, para que procediera a un examen del mismo y emitiera un informe. Ante esta serie de patologías y el riesgo para la seguridad de la vía, se decidió el cierre temporal de dicha infraestructura hasta que dicho laboratorio realizara el diagnóstico.

El 27 de noviembre, Cemosa presentó el informe requerido donde se exponen las patologías detectadas, los ensayos realizados y los trabajos a realizar para la subsanación de éstas, y se inició de inmediato el procedimiento para su contratación como obra de emergencia, habiéndose adjudicado hoy lunes.

Por todo ello, se han establecido los siguientes trabajos, mediante la contratación de obras de emergencia, que se van a desarrollar a partir de esta semana, con una inversión prevista en torno a 120.000 euros y que van a ser ejecutados por la empresa Lasor.

Se va a proceder a reparar las grietas existentes mediante corte del pavimento; consolidar el cuerpo del terraplén bajo toda la longitud de las zonas fisuradas mediante inyecciones con cemento en una profundidad de unos 2 metros bajo el pavimento; continuar con el canal de drenaje de hormigón existente al pie de uno de los muros hasta conectarlo con los dos tubos existentes; realizar una limpieza del drenaje existente de forma que se garantice un buen funcionamiento del drenaje longitudinal de la MA-21 y se eviten encharcamientos en la zona junto al pie del muro; y extraer el árbol nacido en el paramento de tierra armada.

Está previsto que dichas obras estén finalizadas antes de las fiestas navideña

 

Fuente: Diario Sur